Problemas de relación y comunicación e Inhibiciones

PROBLEMAS DE COMUNICACIÓN Y RELACIÓN.

El origen de la palabra comunicación proviene del latín communicatio, -ōnis viene de la lengua Latina tanto el Sustantivo “comunicación” como el Verbo “comunicar” tiene su origen en la palabra “comunis”. Su traducción es participar en algo común. El verbo comunicar proviene del latín comunicare, cuyo significado es compartir. Podemos definir la comunicación como la acción y efecto de comunicar o comunicarse. También hace referencia al trato o correspondencia entre dos o más personas.

Por ello podemos definir la comunicación como un proceso en el que se intercambian ideas, pensamientos y sentimientos entre dos o más sujetos a través de un conjunto de signos y símbolos convencionales conocidos por todos. 

Las diferentes definiciones de comunicación remiten a la creación de lazos ya sea en situaciones más comunes de la vida diaria, como de otras más específicas,como p.ej en el ámbito académico dar clases, presentar ponencias de trabajo en jornadas o congresos científicos, es decir, con lo que tiene que ver con trasmitir información a otros.. Por su parte la palabra relación hace referencia al nexo, al vínculo. Somos seres sociales: decir y crear lazos son dos acciones e intenciones ligadas. Los canales de comunicación crean lazos- hacen relación con otros. Por ello comunicación y relación están vinculadas y basándome en esto hago referencia a los problemas de comunicación y relación.

En ocasiones, hay sufrimiento por la imposibilidad o limitación en dirigirnos a otros ya sea para expresar o exponer nuestras ideas, nuestros proyectos como nuestros sentimientos y eso también limita nuestra relación con los otros. A través de la palabra, comunicamos nuestros pensamientos y sentimientos y establecemos relaciones personales con nuestros familiares, amigos, en la escuela, en el trabajo, y en la comunidad.

Estas dificultades pueden darse en cualquier edad. 

En algunos casos los problemas de comunicación y relación pueden calificarse como inhibición; en otros casos puede ser la señal de una patología más grave que se manifiesta en estos dos ámbitos. 

¿Cuándo consultar?

Cuando hay un sufrimiento por presentar una persona impedimentos internos para poder dirigirse a otros, y que, por lo tanto, afectan a ese lazo con ellos es cuando está indicado un tratamiento psicológico porque hablamos de un síntoma psíquico. Un tratamiento es pertinente cuando hay presente un malestar y un sufrimiento por no poderse comunicar y relacionar en la medida de lo que el sujeto considera, quiere o desea.

Tipo de tratamiento y duración 

En ocasiones bastarán unas sesiones para poder salir de ese impasse, en otros casos estos problemas son la punta del iceberg , son síntomas de una psicopatología grave y requerirán un tratamiento más intenso y de mayor duración. Como ya hemos  apuntado en otros momentos,dependiendo del inicio, intensidad, momento vital y recursos de la persona el tratamiento será de apoyo o acompañamiento psicológico, o bien será conveniente una intervención psicoterapéutica.

INHIBICIONES

El vocablo latino inhibitio se convirtió, en castellano, en inhibición.  El verbo inhibir, por su parte, se refiere a impedir, obstaculizar o trabar algo como una actividad o el ejercicio de una facultad.

Cuando en psicología hablamos de Inhibición nos referimos a la restricción de una capacidad o habilidad que hasta ese momento estábamos desplegando. Vamos a hablar de inhibición cuando su presencia es duradera y conlleva un sufrimiento. Puede afectar a una de nuestras capacidades o a varias. Podemos definir la inhibición como una limitación funcional del yo. En las inhibiciones se hace referencia a la impotencia psíquica. 

Hay diferentes tipos de inhibiciones: podemos hablar de inhibición intelectual ( p.ej. La persona no puede concentrarse y memorizar -actividades que realizaba sin traba alguna.),de inhibición social (p.ej. tanto para establecer nuevas relaciones como mantener amistades, formar una pareja ….como poder disfrutar de las mismas) ,de inhibición del deseo sexual ( disminución o cese del deseo sexual, displacer psíquico, anosgarmia, problemas de erección…

 Las causas son diversas y es importante acudir a consulta cuando la inhibición supone un impedimento o una importante limitación en las tareas que hay que realizar habitualmente o que se quieren realizar, y, además, la persona sufre por no poderlas realizar de manera satisfactoria. Cuando algo nos impide o nos limita de manera intensa ejercitar una capacidad o habilidad ,está indicada la atención psicológica. Es conveniente consultar para que la inhibición no se cronifique o se generalice a otros ámbitos de nuestra vida, evitando, así, que se convierta en algo gravemente patológico p.ej. previniendo que una inhibición social desemboque en una fobia social.

Ir arriba